Crisis del joven adulto: La vacación

Desde la última semana de mayo entre en la sección vacaciones de verano, de las cuales de vacaciones no tuvo nada. No es del todo una crisis porque pude estar trabajando y haciéndome menos jodida.

No me había caído el 20 que estaba en receso académico hasta que me entere que estamos a dos semanas de regresar. Y todavía ponía en duda la tremenda noticia que me estaban diciendo pensando que todavía me quedaba un mes con las tardes "libres." Cosita.

La semana pasada escribí en la crisis sobre mis amiguitos que se graduaron en este verano de la facultad y estaban subiendo sus fotitos bien contentos. Por mi mente pasaba la idea de que ya me faltaba menos para yo subir mis fotitos después de tremendas chingas que tuve durante 4 años.

Ahora me he puesto a ver como mis amigos de Facebook andan de paseo en algún lugar del mundo y felizmente disfrutando de las vacaciones que yo no pude aprovechar en esta ocasión. Lo que me puso a pensar, ¿qué carajos me falta para salir? Aparte de dinero, tiempo.

Pero aquí lo dramático no es la cuestión de que salir de viaje puede ser altamente costoso. Si se administra y se busca el modo de ahorrar y poder salir de la ciudad con 45 pesos, pos que chingon. El drama es cuando la oportunidad pasa y cuando menos lo esperas ya estás de  nuevo bajo la rutina diaria que te complementa y ahora a esperar tener un puente para salir un par de días. Como la asalariada que soy.

Y es que según un estudio hecho por mi cartera y mis ideas locas de querer conocer el mundo, es necesario al menos salir 3 veces al año de la jaula y conocer un lugar nunca antes visto por mis miopes ojos. Igual que todos, necesitamos un descanso . Tal vez no regresemos con más ánimos, pero al menos regresaríamos con la motivación de las siguientes vacaciones.

No pude salir de la ciudad en esta ocasión pero pude buscar distraerme saliendo a unos concierto y antros. Convivir con la familia y la canícula que es la invitada de honor en los siguientes casi 40 días. Ah que pinche calor, de veras.

Y es que, estamos chavos. Hagamos las cosas de la manera más fácil para aprovechar quizás la soltería, el fin de un curso, de un ciclo, o sólo porque hay lana y se te antoja irte.

This website contains opinionated posts. View at your own discretion.

Subscribe now!

Subscribe today and get future blog posts your email.

 

Leave a reply