CULTURA: ¿Por qué se contagian los bostezos?


Son las 07:30h de la mañana. Estas en el metro y la persona que está sentada frente a ti comienza a bostezar. A los pocos segundos, no puede evitar que las comisuras de tus labios empiecen a abrirse y también sucumben. No eres el único, si mi redacción fue asertiva el fenómeno siguió por todo el vagón.


La ciencia ha dado distintas respuestas a este fenómeno, optando en algunas ocasiones por explicaciones fisiológicas y en otras por emocionales. Lamentablemente, hasta el momento no se ha logrado definir exactamente sus causas.

Las primeras diferencias se presentan al definir términos: ¿bostezamos por contagio o por empatía? Algunos científicos se han animado a aventurar que, el hecho de bostezar cuando un ser querido lo hace indicaría que la reacción física es causada por el sentimiento de empatía. Sin embargo, cualquier persona puede comprobar que también surge la necesidad de bostezar cuando un extraño lo hace. De este modo, la teoría del contagio sería la más factible.

Las denominadas neuronas espejo son las encargadas de esta sensación de necesitar hacer algo cuando vemos que otro lo hace. Por eso, como una especie de efecto dominó interminable, el hecho de ver a una persona –conocida o extraña- bostezando, nos provocará ganas de hacer lo mismo.

La importancia de conocer el origen de este fenómeno está muy alejada de la simple curiosidad, pues se ve respaldada por investigaciones mayores. De acuerdo a los especialistas, conocer el origen de los bostezos podría contribuir de manera notoria a ampliar las investigaciones existentes acerca de enfermedades como el autismo y la esquizofrenia. Esto se debe a que quienes padecen estas enfermedades no se ven afectados por el aparente contagio de los bostezos, lo que parece indicar que el origen de este fenómeno estaría íntimamente ligado a la cura del autismo y la esquizofrenia.

This website contains opinionated posts. View at your own discretion.

Subscribe now!

Subscribe today and get future blog posts your email.

 

Leave a reply