De Política Internacional y algo más… | Por: Alexander López de León

Este 9 de noviembre se celebra unas de las elecciones para presidente más importantes en los EE. UU. Sin embargo, ¿te has percatado de los antecedentes de cada candidato?

Primeramente, tenemos a Donald Trump, magnate millonario, que con el uso de las lagunas de las leyes fiscales en Estados Unidos se ha sabido librar de no pagar impuestos (no ha enseñado su declaración patrimonial), al menos eso nos ha dado a entender; Aunado a esto tenemos sus discursos xenófobos en contra de México amenazando de aniquilar el Tratado de Libre Comercio Estados Unidos-Canada-Mexico (mejor conocido como NAFTA).

En segunda tenemos a Hillary Clinton, candidata demócrata muy querida por el ambiente latinoamericano, sin embargo, ha estado bajo el filo mediático al revelarse los correos electrónicos con secretos de Estado usando su cuenta personal y que estos días Wikileaks ha revelado que algunos discursos fueron pagados por Goldman Sachs.

¿Qué candidato le conviene a México?

Hablando de muro fronterizo, sea el candidato que sea, el muro seguirá y se expandirá, recordemos que a propuesta de muro fronterizo fue por el expresidente Clinton (no por George W. Bush como se tiene entendido). A corto plazo nos conviene Hillary Clinton, dado que se seguirá con las mismas políticas económicas y sociales (incluyendo aumento de deportaciones a México) de Obama. Sólo tengamos presente una cosa “El Error Presidencial” en invitar a los candidatos a la presidencia norteamericana y aceptando la presencia del Republicano Trump, sin esperar la confirmación de la candidata Hillary Clinton.

¡Si! Se puede que haya una venganza por parte de Hillary Clinton si llega a la presidencia.

¿Cuál?

Devaluación a largo plazo de nuestra moneda, como símbolo de escarmiento por la injerencia de México.

¿Qué pasaría si gana Trump?

Devaluación de nuestra moneda a corto plazo, debido a la incertidumbre de los inversionistas de México, al eliminarse el Tratado de Libre Comercio.

Quisiera contarles un final feliz para México, pero hay que ser realistas, somos una economía dependiente de nuestro vecino del Norte combinada con la inmensa corrupción de nuestros políticos y su demagogia.

¡Pero eso mis estimados esa es otra historia…!

This website contains opinionated posts. View at your own discretion.

Subscribe now!

Subscribe today and get future blog posts your email.

 

Leave a reply