Desarrollo, a costa de… | TRUTH México

Recientemente el Banco Central de los Estados Unidos (FED) aumentó por primera vez en más de una década su tasa de interés bancaria de referencia, a .50%  justificado así por la presidenta de dicho organismo Janet Yellen, el desarrollo económico, el bajo desempleo y la baja inflación.

Aunado a esto  el Banco Central de México presidido por Agustín Carstens subió en igual proporción la tasa antes mencionada del 3% al 3.25%.

Sería interesante decir que México mantiene una estabilidad económica en lo cual caeríamos en un error. La dependencia absoluta a la venta del Petróleo (que recientemente ha bajado su costo de 110 dlls a 30 dlls) ha hecho que nuestra moneda se devalúe constante y lentamente, a costa también del gran desarrollo de los Estados Unidos.

El error manejado en México es la dependencia de decisión en la cual las autoridades del banco central están en constante atención a las juntas del banco central estadounidense.

¿Por qué no ser un país económicamente independiente?

Son diversos los factores, uno de ellos es el control que tiene Estados Unidos a nuestro país en lo cual si tomamos una decisión que sea benéfica, Estados unidos nos restringirá las exportaciones con altos aranceles, o simplemente obstaculizando.

¿Por qué no dar un giro?

Subir las tasas de interés al mismo tiempo que Estados unidos según las autoridades monetarias mexicanas darán a México una seguridad para evitar la “fuga de capitales”. El deber ser es
aumentar nuestras tasas de Interés en mayor proporción que las de Estados Unidos para no solo “mantener” inversionistas sino “atraer”.

Lo cierto es que, México no tiene autoridades que piensen en  el bienestar del gobernado, sino al contrario buscan diversas formas de atraer más dinero, haciendo que el ciudadano pague más impuestos, para el subsane del presupuesto anual.

Otra medida sumamente desvariada es esperarse al 2018 para la apertura a la liberalización del costo de la gasolina, lo que se necesita ahora es atraer empresas especializadas en el manejo de la extracción del crudo,  lo cual PEMEX es incapaz de poder vender más crudo, dado  que, no tiene la experiencia. Este letargo en la “Reforma Energética” es la consecuencia a la depreciación a la moneda en consecuencia de que al vender más petróleo se tendría más reserva de dólares en el Banco Central, y eso atraería más seguridad tanto como al inversionista extranjero como los inversionistas de México.

La suba de tasa de interés no afectaría al buen ahorrador, afectaría  a la persona que no maneje bien el uso de tarjetas de crédito o tengan algún otro tipo de crédito variable.

Como punto personal tengamos la cultura de ahorrar, no de solo gastar utilizando tarjetas de crédito lo que no tenemos. Tampoco estoy diciendo que nosotros tengamos la culpa de las variables en la economía Mexicana, al contrario, la constante globalización y dependencia a economías supuestamente “fuertes” hacen que nos vayamos  ala declive por no tomar nuestras propias decisiones, es decir, no pensar en el futuro, sino dejarnos llevar por el presente.


Por: Alexander López de León Ponce

   

Leave a Reply