Discurso sobre la Tolerancia: “Más que tolerar, respetar” | Por: Israel Leal

Si bien la tolerancia es un valor que todos debemos de hacer crecer en nuestra persona, considero que más allá de solo tolerar aquello en lo que discrepamos con los que nos rodean, debemos de analizar y encontrar aquellos puntos donde podemos coincidir, para así hacer una conexión significativa, respetando, más que nada, aquello en lo que irremediablemente no estamos en común acuerdo.

Tan solo tolerar, para mí, da pie a que la comunicación entre las personas no se lleve a cabo de la mejor manera. Hay personas que dicen que toleran ciertos temas, pero prefieren no abordarlos porque perderán la cordura explotando en cuanto algo que no les parezca, salga a relucir.

Debe haber armonía entre la tolerancia, el respeto y los temas que causan erosión en la paz que debe haber entre la gente, para que haya equilibrio.

Como hizo bien a comunicarnos el Benemérito de las Américas, Don Benito Juárez García: “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. Somos millones de personas en este enorme mundo viviendo experiencias diversas, distintas, como culturas arraigadas por años, por lo que es imposible que todos y cada uno de quienes vivimos aquí podamos compartir las mismas ideas referentes a algún tema en particular.

Es imprescindible aprender a escuchar y darnos cuenta que allá afuera hay personas con un mundo en su cabeza. Personas que en ocasiones necesitan entendimiento por parte de aquellos ajenos a lo que les esté pasando.

Considero que cada persona, como individuo, ser individual, necesita que se le respete como tal, pues aquello que puede no gustarnos de alguien, es algo que no necesariamente es algo que la persona haya querido adquirir por sí misma, sino que por cultura, enseñanzas desde casa,
medios de comunicación, etcétera, se le fue infundado. Y esto no es precisamente malo, es simplemente algo que fomenta una divina diversificación entre individuos.

Para finalizar, quiero hacer hincapié en que tolerar es sano, pero respetar lo es más. Hagamos diariamente el ejercicio de voltear a nuestra izquierda, a nuestra derecha, ver hacia atrás y hacia adelante, y descubriremos que habrá quienes compartirán con nosotros opiniones, y congeniaremos de la mejor manera. También hagamos el esfuerzo por encarar a quienes difieren de nuestras opiniones e ideologías. Nos podemos llevar una grata sorpresa.

Sí, toleremos. Pero los invito a crear un verbo nuevo: RESPETOLERAR.


Por: Israel Leal




   

Leave a Reply