Emociones dañinas del día día | TRUTH México

Cuando las emociones son equilibradas y se les permite seguir su curso rápido y suavemente no causan daño, incluso producen una estimulación positiva en el sistema órgano- energético. Pero cuando no se les permite seguir su curso a dichas emociones pueden incluso desencadenar reacciones fisiológicas. Cuando una emoción se presenta en repetidas ocasiones con una intensidad más prolongada, da lugar a una serie de reacciones graves convirtiéndose en una causa importante de enfermedades, degeneración y debilidad; quizá la consecuencia fisiológica más grave sería el deterioro del sistema inmunológico.

En fin, te comparto unas cuantas emociones acompañadas del impacto que tienen siendo puntos clave para nuestra salud:

ENFADO: Si te enfadas debilitas tu hígado cada vez más. Pudiendo desarrollar grandes problemas si no pones remedio a tu vida psicológica.

MIEDO: Sentir miedo constante debilita tus riñones. Pensar en miedos constantes, o incluso pensar demasiado en el futuro puede causarte ansiedad, y esta afectará al comportamiento de tus riñones, podrías incluso desarrollar una enfermedad crónica de riñones debido a vivir en constante estado de miedo.

PREOCUPACIÓN: Cuando estás preocupado/a afectas directamente al estomago. Por eso a veces con los nervios sentimos malestar en la barriga, por ejemplo antes de subir a un avión hay gente que preocupada por el “qué pasará” necesita acudir con urgencia al baño del aeropuerto.

TRISTEZA: Sentirse demasiado triste afectará para mal a nuestros pulmones, incluso nos hará sentir más cansados a lo largo del día, pudiendo incluso llegar a desarrollar fatiga crónica y acabar en una depresión con muchísima facilidad.

ESTRÉS: El estrés debilita a nuestro corazón y a nuestro cerebro. Dos órganos que por nada del mundo quisiéramos alterar para mal. Por ello cada vez más personas intentan meditar, no por moda, sino por salud. ¿Hoy en día quién no sufre estrés en el mundo en el que vivimos? Paz y tranquilidad interior son la solución.

¿Es increíble como un estado mental es capaz de alterar el estado físico de un órgano no? Así que las malas emociones hay que dejarlas fluir y que no quede nada, pues mejores cosas vienen o incluso algunas mucho peores pero hay que equilibrar, las emociones son parte de nosotros mismos, de nuestra forma de ser y bueno ahora sabemos que también  jueces de nuestra salud.


Por: Azael Rada

   

Leave a Reply