¿Eres donador? | TRUTH México

El mero Día de Reyes fue publicada una nota que anunciaba que el Congreso de Chihuahua había presentado una iniciativa a la Cámara de Diputados, en la que proponía que a la Credencial de Elector (INE) se le fueran adicionados dos datos: el tipo de sangre y una marca de consentimiento o negativa a ser donador de órganos.

Los argumentos explican que se facilitarían situaciones en donde sea urgente conocer el tipo sanguíneo de la persona, evitando análisis innecesarios y los costos de estos. En cuanto a la información de si se es o no donador de órganos, esta propuesta nació con el objetivo de fomentar la cultura de la donación, así como aumentar las expectativas y calidad de vida de las personas que se encuentren necesitadas de algún órgano para poder vivir.

Tras leer comentarios en la red, me pude dar cuenta que en su mayoría, las personas que emitieron su opinión no están de acuerdo con la implementación de aquellos datos en su credencial. Algunos expresaban que tener a la mano cuál es su tipo de sangre podría beneficioso, puesto que se ahorrarían tiempo y dinero, pero respecto a la donación, se vive una desconfianza enorme a la corrupción, la desigualdad y un temor a ser víctima del tráfico de órganos.

Estos modos de pensar no son irracionales, pues día a día nos toca convivir con la corrupción, la desigualdad. No es de extrañar que se crea que las cosas no se harán de la manera correcta, y que por el contrario, se piense que esto no va a funcionar.

Es sólo que me quedo pensando en la cantidad de personas que necesitan órganos, sangre – aunque es más fácil ésta de donar-. Las estadísticas de hoy del Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA) muestran que existen 2,0197 personas que requieren un trasplante. ¡Cuántas personas aguardando por una esperanza de vida!

Donar órganos puede ser en vida o en muerte. En el primer caso, tan sólo es posible donar si se puede seguir viviendo sin ese órgano. Ya en muerte, si están sanos, podrían ser donados todos los órganos y tejidos de la persona. Para ello, actualmente hay una tarjeta que cualquier persona mayor de 18 tiene la libertad de tramitar, y elegir si se quiere ser donador. Aquí puedes obtener tu tarjeta

Algo positivo es que México está en el lugar 42 de los países con mayor actividad en donación de órganos. La actual Tarjeta de Donador no es muy conocida, y a mi parecer puede ser fácilmente destruida. Creo que el hacer posible tener informaciones como éstas en nuestra Credencial para Votar le incrementa un valor al deseo de ser donante, así como también puede ayudar a impulsar la cultura de la donación, puesto que muchas personas desconocen que hacer esto es posible.

Tal vez no sea elemental esta información en nuestra INE, podía ser que sólo sea necesario reforzar y dar mayor difusión al sistema actual, pero esta propuesta puede llevarnos a mejorar. De mi parte, he expresado mi opinión, ahora yo te pregunto: si esta iniciativa es aprobada y te dan la oportunidad de poner el en tu credencial, ¿deseas ser donador?


Por: Dalia Gutiérrez

   

Leave a Reply