Estamos dispuestos a todo, pero ¿a morir? | Por: Brenda Castillo

 

El ser humano está dispuesto a vivir diferentes situaciones en su vida que pueden estar llenas de alegrías, tristezas, enojos, entre otras emociones; pero existe una en especial que ni siquiera se puede mencionar sin pensar en el miedo: “la muerte”.

Una persona está dispuesta a amar y dar lo mejor de sí para que alguien más sea feliz a su lado, a cambiar ciertas actitudes que al otro le molestan, a compartir sus historias de la infancia pero también dentro de todo lo bonito, sabe que en algún momento también estará dispuesta a dejar ir a aquella persona si es necesario y aceptar el dolor de su partida.

¿Quién no está dispuesto a ser feliz? Creo que es algo a lo que todos aspiramos y que sin duda alguna buscamos la manera de obtenerlo; queremos que cada momento de nuestra vida esté lleno de felicidad, que quienes nos rodean disfruten estar con nosotros y rían a pesar de las adversidades, es un estado al que simplemente no nos podemos resistir.

Estamos preparados para superar los retos que nos pone el destino, desde trabajar día con día y mantener nuestro trabajo, hasta tener que pedir dinero para poder llevar el pan a nuestra mesa. Sin embargo, la mayoría de las personas al escuchar que tienen una enfermedad terminal o al ver que los años han desgastado su cuerpo, sienten un miedo inmenso en donde las preocupaciones de todo lo que no hicieron en su momento comienzan a surgir, la inseguridad invade su mente porque no saben lo que viene después. ¿Será fácil?, ¿existirá una nueva oportunidad?, ¿qué sigue?, son algunas de las cuestiones que como seres humanos nos planteamos cuando sabemos que la hora de partir está cerca, pero ¿por qué tener miedo a la muerte? ¿Por qué no dejarnos ir y conocer ese nuevo mundo y pensar que tal vez sea mejor de lo que estamos viviendo?

La gente tiene más temor a la muerte que al dolor. Es extraño que teman a la muerte. La vida duele mucho más que la muerte. Cuando la muerte llega, el dolor termina

Jim Morrison


Por: Brenda Castillo

 

   

Leave a Reply