HISTORIAS: Me encanto sin maquillaje | Por: Melissa Julet

Yo veía a muchas chicas sin maquillaje y se veían hermosas. Siempre me pregunté ¿Por qué no me veo así al natural?

Muchas personas me decían: "No te maquilles tanto", "te ves mejor sin maquillaje", pero yo nunca creí, pues ya estaba muy adicta a mi yo con tanto producto en la cara.

Comencé a maquillarme entrando a la facultad, pero muy poco porque no sabía mucho. Después me metí a trabajar a una empresa de shows donde me exigían siempre maquillarme al momento de salir a escena, entonces aprendí muchas técnicas, inclusive a maquillarme mucho mejor, pues tenía que personificar a muchos personajes de Disney y tuve que arreglarme de acuerdo a la princesa que me decían, ya que todas tenías rasgos y tonos de piel completamente diferentes.

El maquillaje me hizo perder mucha seguridad. Llegó un punto en el que me acostumbré tanto a mi aspecto con pestañas, sombras y delineado, que me sentía muy insegura cuando llegaba a la facultad.

Se me hizo mucha adicción y no podía salir de mi casa sin mi bolsa de cosméticos. Eso me comenzó a incomodar demasiado, me enojé conmigo misma porque no podía creer que llegué a alto grado de vanidad.

Sentí que no me estaba amando a mí misma. Yo no quería depender del maquillaje para sentirme a gusto al dirigirme o salir con alguien. Yo quería salir y sentirme tranquila, relajada, sin preocuparme por mi aspecto físico. Me gusta verme bien y arreglada, pero no quería hacerlo de esa forma. Quería omitir el maquillaje, quitarme esa preocupación que para mí fue cada vez constante.

Entonces dije: "¡No!, yo no necesito esto para verme o sentirme linda", y decidí disminuir poquito a poquito el maquillarme. Fue difícil, me sentía extraña, pero todo se fue arreglando poco a poco.

Mi mejor amiga, ella supo todo el proceso y me decía: "Amiga, usted es linda", "qué chulada de amiga tengo", "amiga, usted es perfecta".

Sinceramente considero que maquillarme para salir con amigos, familia, es una pérdida de tiempo. El maquillaje a mí me encanta. Me parece una idea muy padre el poder transformar tu cara, es arte plasmada en el rostro, combinación de colores, agrandar los ojos o labios, disminuir nariz, papada. Son demasiadas técnicas que el maquillaje puede hacer.

Yo quería que regresara la seguridad en mí, ya que siento que lo más importante y lo más lindo de una persona es como piensa y la actitud, no el físico. Hoy lo sigo usando para salir a show, pero ya no me siento insegura al no traer y me siento más que tranquila. Me siento perfecta, muy a gusto conmigo misma, me encanto.

Definitivamente la sencillez de una mujer es lo más hermoso.

 

This website contains opinionated posts. View at your own discretion.

Subscribe now!

Subscribe today and get future blog posts your email.

 

Leave a reply