HISTORIAS: ¿Quién llora? | Por: Zomaira Pimentel

Iba en el camión y en una esquina dio vuelta a baja velocidad, de pronto vi como un joven fijo la mirada en mí a través de la ventana y fue cuando me pregunte; ¿no todo el mundo llora en el camión?

Sí, era otra vez yo, llorando por todo y por nada. Creo que lloraba por lo miserable que era la vida, ¿o la mía es la miserable?, en fin.

Nunca encuentro razones suficientes para parar de llorar, no me detiene la gente extraña, ni el hecho de saber que estoy en un lugar público. Si tengo ganas de llorar lo hago y ya, no hay mayor explicación. Siempre trató de explicarle a la gente que es muy cercana a mí que lloro mucho y tengo pensamientos profundos o raros quizá, pero por más que intentó explicarles, yo soy la que no entiendo.

A veces creo que estas lágrimas me las he ganado por querer tanto a la gente, porque los extraño mucho, aunque a veces pienso que aunque estuviera cerca lloraría de cualquier forma por alguna otra cosa. Otras veces más, creo que soy así por algo, quizá para poder escribir o yo que sé.

¿Por que escribo esto? Porque quizá en el mundo de los lectores hay alguien que también le rueda la cabeza y llora por lo que pasa en el mundo, por lo que pasa en su mundo, por lo que le pasa a su gente o sencillamente llora por lo que le pasa muy adentro.

This website contains opinionated posts. View at your own discretion.

Subscribe now!

Subscribe today and get future blog posts your email.

 

Leave a reply