Lucha Libre: "El Arte del Catch" (1/2) | Por: Tony Zapata

Corría el 21 de septiembre del año 1933, el arranque en la Arena Modelo (hoy la Arena México) a la primera función de lucha libre organizada por la Empresa Mexicana de Lucha Libre, la gente atónita por ver golpes, caídas y castigos no sabía si gritar o guardar silencio debido al impacto que les causaba ver este espectáculo. Así iniciaba a escribirse la primera página de un deporte-espectáculo que hoy día forma parte de nuestra cultura como mexicanos; el uso de máscaras llenas de nuestro folklore y el bien contra el mal representado por rudos y técnicos, se proyectó sobre un ring de cuatro esquinas y tres cuerdas, una religión, una cultura por la cual somos admirados por todo el mundo.

La lucha libre logró tener un nicho de crecimiento tan grande convirtiéndose un símbolo de nuestro país, nuestra lucha libre teniendo su origen de luchadores americanos logró pronto a tener su personalidad y vida propia;  llaves, lances, personajes con máscaras llena del folklore del país representando cosas malignas, demonios, héroes, cada una con su temática producida que evocan desde nuestros miedos más ocultos a nuestros máximas alegrías, la máscara símbolo de misticismo y personalidad ha logrado que nuestros luchadores sean iconos en el mundo o simplemente para ocultar el verdadero rostro. La lucha libre mexicana como en ninguna otra parte del mundo, es incluso una forma de vida con cultura llena de colorido, pasión y alegría.

¿Mayor representante?

El Santo, el señorón Rodolfo Guzmán, es el máximo ídolo que tenemos en nuestro deporte y junto a Blue Demon, que formaron la pareja que proyectó a nuestra lucha a otro nivel no solo del deporte, sino de una idolatría envidiada por cualquier personaje del espectáculo. Las leyendas tomaron vida propia, llegando hasta  el séptimo arte, en especial El Santo que logra tener tanto alcance de adoración y culto en muchos países en los cuales hasta se le llegó a comparar con superhéroes ficticios como Superman o Batman, sí, Superman y Batman.

Santo, este personaje el cual lo hacía especial sobre cualquier otro bienhechor de películas era que era de carne y hueso, héroe que se podía ver de cercas cada semana enfrentándose al mal representado por personajes como el propio Cavernario Galindo, El médico asesino o incluso con su compañero de mil batallas en películas, Blue Demon, el cual técnicamente en el ring se le considero mejor que el Santo. Se cuenta que en cualquier Arena de lucha que se toparan las rivalidades terminaban en sudor y sangre.

En esa misma época se da la época de oro en la lucha libre Mexicana en donde la lucha era recia, dura, llena de llaves y contrallaves, lucha totalmente técnica que puso las bases para que nuestra lucha sea considerada la mejor lucha libre del mundo.

Ya entrado los años 60´s y 70´s surge un personaje de nombre Valente Pérez, al cual se le apodo como “Talento Inagotable”, persona creativa y estudiosa en varios ámbitos que fue uno de los iniciadores del primer cambio en la lucha mexicana, creando personajes como Tinieblas, El Gallo Tapado, Los Astros, Los Mojados, El Lince y muchos otros personajes. Destacando en particular uno de los más grandes luchadores de todos los tiempo el señor Mr. Personalidad o mejor conocido como “Mil Máscaras”, este personaje al que originalmente se le otorgó a un fisiculturista de nombre Jorge Galindo se le fue arrebatado por el hecho de llegar a realizar varios reportajes y fotonovelas, en los cuales mostró su rostro, lo cual no fue aceptado ya que significa una ofensa para la esencia de nuestra lucha libre.

Ya después de un crecimiento e inagotable surgimiento de grandes luchadores llega en los años 80’s y 90’s la lucha con un segundo aire siendo la Arena México, Arena Coliseo y el Toreo de Cuatro Caminos, que junto con la ayuda de la televisión surgió una vez más junto al fútbol soccer como los deportes preferidos de nuestro país…

Deporte Espectáculo de inagotable fuerza, creatividad, sencillez y carisma, inicio de las raíces de nuestra cultura luchística tan admirada en países como Japón, y la cual nunca ha podido comprar, ni igualar E.U. con toda su parafernalia y dinero.

Esto es solo una página en la enciclopedia de nuestra lucha libre...

Por el momento es todo, hay más que una máscara y golpes que contar de nuestra lucha mexicana.


Por: Tony Zapata




This website contains opinionated posts. View at your own discretion.

Subscribe now!

Subscribe today and get future blog posts your email.

 

Leave a reply