NOTICIAS: 2025, LA ERA DE LA MIOPÍA

La expectativa es que en 2025, 7 de cada 10 niños de todo el mundo sufrirán algún grado de miopía.

De acuerdo con Óscar Ramos, director de carrera de Optometría de la Facultad de Estudios Superiores de la UNAM, actualmente al menos un 80 por ciento de la población infantil sufre algún problema visual. Esta cifra seguirá en aumento, y se espera que para el 2020, un 90% de los niños padecerá de miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia, siendo la miopía el padecimiento que tendrá mayor presencia.

7 de cada 10 niños sufrirán algún tipo de miopía.

En los últimos 50 años, el número de personas miopes en el mundo se ha duplicado. La estimación del doctor Earl Smith, quien ha investigado las causas y estrategias en el tratamiento de la miopía, es que para el año 2020, un tercio de la población mundial tendrá miopía; y para 2050, lo será la mitad.

Anteriormente, las causas de este padecimiento se adjudicaban mayoritariamente a la genética y al esfuerzo ocular durante los inicios de la etapa escolar. Aunque estas causas aún no se eliminan de lista, hoy se combinan y cobran fuerza con el uso excesivo de aparatos tecnológicos y la disminución de exposición a la luz solar. 

Con todos los avances tecnológicos, las formas de vivir han cambiado, los niños pasan cada vez más tiempo jugando y realizando sus actividades cotidianas en el interior de una casa o edificio, y menos cantidad de tiempo en el exterior, bajo la luz solar.

"La demanda educacional cada vez más exigente y pasar más tiempo en espacios interiores que exteriores son factores que sabemos que contribuyen a que una persona se vuelva miope",

indica el doctor Smith, quien también es profesor en la Universidad de Houston.

Al igual que Smith, Óscar Ramos también comenta sobre la creencia de que la miopía estaba relacionada a los inicios de la educación primaria, cuando los niños aprendían a leer y escribir. Sin embargo, informa que hoy se han encontrado casos de niños de 3 años con miopía severa.

“Utilizar un dispositivo electrónico obliga a que el ojo enfoque en un espacio en particular durante un tiempo prolongado y, como con cualquier otro órgano del cuerpo, exigirle demasiado lleva al desarrollo de alteraciones de visión”. 

Al contrario de los aparatos tecnológicos, los rayos solares tienen niveles de luz más altos, por lo que el ojo no necesita hacer un esfuerzo mayor.

Considerando que, hasta hoy, la miopía no tiene una cura ni es irreversible, las recomendaciones del doctor Smith,  es animar a los niños a pasar menos tiempo frente a sus aparatos tecnológicos, y salir a jugar al aire libre.

This website contains opinionated posts. View at your own discretion.

Subscribe now!

Subscribe today and get future blog posts your email.

 

Leave a reply